Historia

Antecedentes

Para entender un poco   mejor las circunstancias de la creación del Grupo Scout Álamos 260, es  útil realizar un breve apunte histórico.

Desde la fundación del escultismo en Inglaterra en 1907 de  manos del general ingles Baden Powell, la propagación del movimiento por toda  Europa es muy rápido y España no es ajena a ese proceso, la implantación del  escultismo y la creación y desarrollo de los grupos scout hasta la década de  los 30 es constante; la guerra civil paraliza este proceso y el franquismo  supone la prohibición del escultismo, en la década de los 60 y sobre todo en  los 70 hay una permisividad que fomenta la creación de grupos scout, pero esto  no significa la legalización total que no llega hasta 1977 con el inicio de la  transición.

En enero de 1975 la idea de formar un Grupo Scout en la  Alameda de Osuna se hace realidad, fruto del empeño y la colaboración de  distintas partes: el entonces párroco de la iglesia de Santa Catalina, varios  padres con conocimiento previo del escultismo y jóvenes que tenían contacto con  el grupo scout de Barajas conforman la génesis del Grupo Álamos 260.

El grupo de Barajas, colaboró en la formación de los  monitores y en la realización del primer campamento de verano. Inicialmente el grupo sólo contaba con la sección de Tropa,  aunque rápidamente se crea la estructura actual, Manada, Tropa Scout,  Unidad Esculta y Clan Rover; una vez que el grupo completa las secciones y con  un comité de padres para apoyar la labor de los monitores, el segundo año ya  realiza su campamento de verano de forma independiente.

Hasta finales de los  años 70, coexisten en el barrio el Grupo Scout Álamos 260 y el Grupo de Guías,  versión femenina del escultismo, durante esta época muchos campamentos se hacen  en la misma zona y las secciones comparten el raid, ya en los 80 las Guías se  integran en el Grupo Álamos 260.  

Es preciso destacar  que la fundación del grupo crea una gran ilusión en el barrio. En una  época en la que no existía ordenador, internet o videojuegos, una familia de  clase media no viajaba como ahora y el barrio que se nos vendió como  residencial, carecía de equipamientos o servicios para los  jóvenes; el nacimiento del grupo lo es también de una oferta educativa y de ocio único  en el distrito.      

Durante los años 70 y 80 el grupo desarrolla su actividad  educativa con una media de 90 personas cada año sin tener un local propio para  reunirse, el material de grupo que cada vez ocupa más espacio se guarda  repartido entre garajes o trasteros de padres del grupo. 

De la Iglesia de Santa Catalina y su local adyacente, se  pasa al colegio Zaragoza y al hoy IES Alameda de Osuna, en estos lugares el  grupo se reúne los sábados por la mañana.


El Local


En 1991 la Junta  Municipal de Barajas, cede al grupo un terreno para la construcción del actual  local,  esta se construye durante todo un año mediante la aportación económica  de los padres y el trabajo de monitores, jóvenes del grupo y los propios  padres.

En julio de 1992 se  inaugura el local que empieza a funcionar con algunas carencias, pasarán  varios años hasta que el local tenga agua corriente.

El haber conseguido dicho local supone un verdadero hito en  la historia del Grupo Scout Álamos 260, su importancia radica no solo en  disponer de una infraestructura para realizar las actividades y reuniones, sino  como símbolo del grupo, de su actividad  educativa y de las vivencias de todos y cada unos de ellos durante el año.


35 años de Historia

Durante estos 35 años de vida, el grupo scout ha colaborado  en todo tipo de  actividades, no  solo  en   su entorno local,  también a nivel  nacional e internacional ha habido presencia de secciones del grupo:
  •        Además el grupo ha desarrollado proyectos de cooperación y apoyo social en Nicaragua, Murcia, Almería o Bilbao entre otras.
  •       Colaboración y presencia en las fiestas de Barajas
  •        Participación en Cabalgata de Reyes
  •        Participación activa en el Dia del niño
  •       Campaña en 1999 para destinar fondos a los afectados del huracán Mitch.

En el año 2010, el Grupo Scout Álamos 260 cumple 35 años de  vida, es un grupo reconocido en la Comunidad de Madrid ya que de los muchos que  se crearon en los años 70 bastantes se han disuelto por falta de miembros o  continuidad; su pujanza es notable ya que cuenta con una media de 90/100  componentes cada año.


Durante todo este tiempo más de 1.000 niños y jóvenes han pasado por el grupo y en torno a las 3.000 

Por encima de las cifras, los datos y la relación de  actividades, la importancia de una asociación juvenil como es el Grupo Scout Álamos  260, estriba en que desde 1975, viene  ofreciendo con éxito y reconocimiento una alternativa de  ocio y tiempo libre con un marcado  carácter educativo  a los chavales del barrio.

Han pasado 35 años desde la fundación del grupo, los jefes  ahora se llaman scouter, la camisa caqui ha pasado a ser un polo azul y los que  eran scout en el 75 ahora son padres de los actuales scout , puede parecer que  todo a cambiado, pero no es así, los valores del escultismo permanecen y la  ilusión con la que todos los veranos parte el grupo al campamento de verano es la  misma que tenían aquellos scout del verano del 1975.


Gracias de manera muy especial a los que pusieron todo su  esfuerzo para que se iniciara en el barrio esta aventura que es el escultismo,  y a los que consiguieron un lugar propio como es el local para el desarrollo de  dicho proyecto;  pero gracias también a  todos los que en  algún momento de su  vida formaron parte durante más o menos tiempo de este proyecto, y a los  futuros que lo formaran.

A los que fueron, a los que son y a los que serán parte del  Grupo Scout Álamos 260.



Buenas caza y largas lunas.